Corpus Christi

 

En este post hablaremos de la Fiesta del Corpus Christi.
EXPLICACIÓN
El Corpus Christi (En latín “Cuerpo de Cristo“) es una fiesta establecida por la Iglesia Católica para conmemorar la institución de la Eucaristía por Jesucristo en Jueves Santo, con el fin de realizar a la misma una adoración solemne y pública. La misma suele incluir una procesión en la que la Hostia Consagrada (Ver Presencia Real de Cristo en la Eucaristía) es llevada en una custodia.
Esta fiesta se celebrá el siguiente jueves al octavo domingo después del Domingo de resurrección.
La celebración del Corpus Christi (También llamada Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo o Corpus Domini) proviene del siglo XIII, Cuando Urbano IV la instituyó oficialmente (bula Transiturus) en 8 de septembre de 1.264. Dos acontecimientos contribuyeron especialmente a esta decisión:
Las visiones de Santa Juliana de Mont Cornillon; os pongo un extracto de corazones.org:
Juliana, desde joven, tuvo una gran veneración al Santísimo Sacramento. Y siempre añoraba que se tuviera una fiesta especial en su honor. Este deseo se dice haberse intensificado por una visión que ella tuvo de la Iglesia bajo la apariencia de luna llena con una mancha negra, que significaba la ausencia de esta solemnidad. Ella comunicó esta visión a Roberto de Thorete, el entonces obispos de Liège, también al docto Dominico Hugh, más tarde cardenal legado de los Países Bajos; a Jacques Pantaleón, en ese tiempo archidiácono de Liège, después obispo de Verdun, Patriarca de Jerusalén y finalmente al Papa Urbano IV.
El Obispo Roberto se impresionó y decidió establecer un día para esta fiesta. El siguiente papa, el cardenal Pantaleón, por intercesión del obispo de Liège declaró la solemnidad para toda la Iglesia Universal.
El otro acontecimiento que influyó sobre esta situación fue el milagro Eucarístico de Bolsena/Orvieto; durante una misa en esta localidad el padre Pedro de Praga (Que volvía de Roma de una peregrinación a la tumba de San Pedro debido a sus dudas de Fe) celebró una misa en la cripta de Santa Cristina, en Bolsena, cuando en el momento de la Consagración la Hostia Consagrada empezó a sangrar generosamente, manchando el corporal.
Este milagro fue ratificado por el Papa Urbano y contribuyó positivamente a la instauración de la fiesta. Actualmente se pueden contemplar las muestras de sangre en la misma cripta donde tuvo lugar.
En esta fiesta, aparte de la misa, se suelen celebrar procesiones por las calles llevando las Santa Hostia en lugar preferente.
Como detalle os dejo un refrán popular de España: “Tres jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión“.
Un abrazo en Cristo.

La Santísima Trinidad. Testimonio en el Cristianismo primitivo.

1. La Didaché

La Didaché es un excelente testimonio del pensamiento de la Iglesia primitiva, y lo mencionamos por incluir un testimonio de cómo lafórmula bautismal Trinitaria era utilizada por la Iglesia Primitiva.

“Acerca del bautismo, bautizad de esta manera: Dichas con anterioridad todas estas cosas, bautizad en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo en agua viva.”   (Didaché, VII, 1)

 2. El Martirio de Policarpo (155 d.C.)

Es una carta de la Iglesia de Esmirna a la comunidad de Filomeno donde se narra el martirio de San Policarpo, discípulo directo del apóstol San Juan y obispo de Esmirna. Es uno de los escritos apostólicos que hace uso de las bellas doxologías Trinitarias que expresan tan claramente el dogma Trinitario.

“A Él [Jesucristo] sea la gloria con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.”(Martirio de Policarpo, XXII, 3)

3. Arístides de Atenas(mitad del siglo II)

Dejó una apología de la fe dirigida al emperador Adriano César. En dicha apología Arístides utiliza la fórmula Trinitaria mencionando a las tres Personas Divinas.

“Este tuvo doce discípulos, los cuales, después de su ascensión a los cielos, salieron a las provincias del Imperio y enseñaron la grandeza de Cristo, al modo que uno de ellos recorrió nuestros mismos lugares predicando la doctrina de la verdad, puesconocen al Dios creador y artífice del universo en su Hijo Unigénito y en el Espíritu Santo, y no adoran a ningún otro Dios fuera de éste.(Arístides, Apología XV, 2)

4. Atenágoras de Atenas (178 d.C.)

Atenágoras aún sin usar el término Trinidad es bastante explícito al definirla. He aquí su forma de explicar la Trinidad:

“Así, pues, suficientemente queda demostrado que no somos ateos, pues admitimos a un solo Diosincreado y eterno e invisible, impasible, incomprensible e inmenso, sólo por la inteligencia a la razón comprensible… ¿Quién, pues, no se sorprenderá de oír llamar ateos a quienes admiten a un Dios Padre y a un Dios Hijo y un Espíritu Santo, que muestran su potencia en la unidad y su distinción en el orden?” (Atenágoras de Atenas, Súplica en favor de los cristianos)

5. San Ireneo de Lyon(140 d.C.- 202 d.C.)

San Ireneo en su célebre tratado “Contra las Herejíasexpresa con claridad la fe Trinitaria de la Iglesia en un Solo Dios Padre, un Solo Señor Jesucristo y en el Espíritu Santo. Jesucristo es para los cristianos “Señor y Dios y Salvador y Rey”. Particularmente importante es el testimonio de San Ireneo sobre que dicha doctrina es predicada y creída por todas las Iglesias del orbe, cual si tuvieran una sola boca o un solo corazón, ya queeste testimonio es bastante anterior al concilio de Nicea.

 “Que el Verbo, o sea el Hijo, ha estado siempre con el Padre, de múltiples maneras lo hemos demostrado. Y que también su Sabiduría, o sea el Espíritu estaba con El antes de la creación.”  (Ireneo de Lyon, Contra las herejías IV,20,3)

6. Teófilo de Antioquía (180 d.C.)

Así como Tertuliano sería el primero en utilizar el vocablo latino Trinitas, San Teófilo sería el primero en utilizar la palabra griega Τριας (trinitas) para expresar la unión de las tres Divinas Personas en Dios.

“Los tres días que preceden a la creación de los luminares son símbolo de la Trinidad, de Dios, de su Verbo y de su Sabiduría.”

“Teniendo, pues, Dios a su Verbo inmanente en sus propias entrañas, le engendró con su propia sabiduría, emitiéndole antes de todas las cosas. A este Verbo tuvo El por ministro de su creación y por su medio hizo todas las cosas….Este se llama principio, pues es Príncipe y Señor de todas las cosas por Él fabricadas.”  (Teófilo de Antioquia, Ad Autolycum, II,15)

7. Tertuliano(160 – 220 d.C.)

Tertuliano

 Fue el primero en aplicar el vocablo latino Trinitas(Trinidad) a las tres divinas Personas. En “De pudicitia” escribe:

“..Para la misma iglesia es, propiamente y principalmente, el Espíritu mismo, en el cual es la Trinidad de Una Divinidad – Padre, Hijo y Espíritu Santo.”  (Tertuliano, Sobre la modestia, 21)

En “Adversas Praxean” da una explicación de la doctrina Trinitaria aún más completa.  Afirma que el Hijo es “de la substancia del Padre”: Filium non aliunde deduco, sed de substantia Patris, y el Espíritu es “del Padre por el Hijo”: Spiritum non aliunde deduco quam a Patre per Filium.

Si la pluralidad en la Trinidad te escandaliza, como si no estuviera ligada en la simplicidad de la unión, te pregunto: ¿cómo es posible que un ser que es pura y absolutamente uno y singular, hable en plural: “Hagamos al hombre a imagen y semejanza nuestra”?

Tertuliano se sirve del término “persona” para explicar que la Palabra (lógos) es distinto del Padre en “en el sentido de persona, no de substancia, para distinción, no para división” y la cual aplica también al Espíritu Santo a quien llama “la tercera persona”.

8. Orígenes (185 – 254 d.C.)

Orígenes utiliza frecuentemente el término Trinidad y que el Hijo procede el Padre, y dado que Dios es eterno, sigue que este acto de generación es también eterno, por lo que el Hijo no tiene principio y no hubo un tiempo en que Él no existiera.

De este modo, se opone con antelación a la herejía del arrianismo que afirmaría posteriormente lo opuesto: que hubo un tiempo en que el Hijo no existía.

9. Justino Mártir (165 d.C.)

En su primera apologíadistingue claramente y por orden a las Tres Personas Divinas:

“Y luego demostraremos que con razón honramos también a Jesucristo, que ha sido nuestro maestro en estas cosas y que para ello nació, el mismo que fue crucificado bajo Poncio Pilato, procurador que fue de Judea en tiempo de Tiberio César, que hemos aprendido ser el Hijo del mismo verdadero Dios y a quien tenemos en segundo lugar, así como al Espíritu profético tenemos en el tercero.” (Justino Mártir, Apología I, 13,3)

10. San Cipriano de Cartago (205 – 258 d.C.)

 Nació hacia el año 205, probablemente en Cartago. Se dedicó en su juventud a la retórica. En 248,San Ciprianofue elegido obispo de Cartago.

Cipriano de Cartagodeclara la divinidad de Cristo numerosas veces, y afirma que quien niegue que Cristo es Dios no puede ser templo de Dios.

“Después de la resurrección, cuando el Señor envió los apóstoles a las naciones, Él les ordenó bautizar a los gentiles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… Cristo mismo ordenó que las naciones sean bautizadas en la completa y unida Trinidad.  (Cipriano de Cartago, Carta 73,18)

11. Dionisio de Roma (Siglo III)

Siendo Papa desde el 259 al 268 combatió el modalismo y el subordinacionismo. En la carta a Dionisio de Alejandría el Papa dice Es necesario, sin embargo, que la palabra divina [Jesucristo] esté unida con Dios del Universo; y el Espíritu Santo debe respetar y morar en Dios. Por tanto la Trinidad Divina debe ser reunida en Una, una cumbre, como si fuera – quiero decir, el Dios Omnipotente del Universo.”

“Ni entonces podemos dividir en tres cabezas divinas la maravillosa y divina monarquía, ni desacreditar llamando “obra” la dignidad y excelente majestad de nuestro Señor, pero debemos creer en Dios, el Padre Todopoderoso, y en Jesús su Hijo , y en el Espíritu Santo, y sostenemos que a el Dios del universo la Palabra está unida.”  (Carta a Dionisio de Roma a Dionisio de Alejandría)

Conclusión

Después de haber estudiado los principalestestimonios patrísticos anteriores al Concilio de Nicea (325 d.C.) no es difícil darse cuenta que la doctrina Trinitaria no es ninguna novedad y mucho menos un invento del paganismo. La Iglesia fue fiel en reconocer que hay un solo Dios, siendo el Padre Dios, el Hijo Dios, y el Espíritu Santo Dios, y esta verdad era comprendida y enseñada con mayor o menor claridad en la Iglesia de los primeros cristianos.

Es claro también que la mayoría de ellos rechazaban abiertamente tanto el arrianismo (que afirmaba que Jesucristo era un dios menor creado subordinado al Padre y que alguna vez no existió) y el modalismo (que afirmaba que había una sola Persona Divina en Dios, siendo el Hijo el Padre y viceversa, pero manifestados de manera diferentes).

Ciertamente algunos padres no comprendieron en su totalidad el misterio Trinitario, cosa totalmente comprensible en una materia de tanta complejidad. Han sido precisamente conflictos tan graves como el arrianismo y otras herejías, las que han dado oportunidad a la Iglesia para profundizar en estas verdades de fe.

Jesucristo Sumo y eterno Sacerdote.

Lo más excelso y supremo del sacerdocio de Cristo será su muerte en cruz. Como nos dice la Carta a los Hebreos (5: 7-10):

Él, en los días de su vida en la tierra, ofreció con gran clamor y lágrimas oraciones y súplicas al que podía salvarle de la muerte, y fue escuchado por su piedad filial, y, aun siendo Hijo, aprendió por los padecimientos la obediencia. Y, llegado a la perfección, se ha hecho causa de salvación eterna para todos los que le obedecen, ya que fue proclamado por Dios Sumo Sacerdote “según el orden de Melquisedec”.

El sacrificio de Cristo en la cruz supera todos los sacrificios del Antiguo Testamento por el sacerdote que lo ofrece, la víctima ofrecida y la unión entre el sacerdote y la víctima.

El carácter sacrificial de la muerte de Cristo aparece continuamente en el Nuevo Testamento:

  • … sangre de la Nueva Alianza para remisión de los pecados” (Mt 26:26)
  • Cristo es la Pascual inmolada (Ef 5:2).
  • Víctima propiciatoria (Rom 3:25)
  • Rescatados por la sangre de Cristo: “…habéis sido rescatados de vuestra conducta vana, heredada de vuestros mayores, no con bienes corruptibles, plata u oro, sino con la sangre preciosa de Cristo, como cordero sin defecto ni mancha”.

Y también lo vemos continuamente manifestado en la Tradición y en el Magisterio de la Iglesia:

  • San Gregorio Nacianceno: “Se ofrece a sí mismo por nosotros como ofrenda y sacrificio, en una forma misteriosa e invencible sacrificio siendo sacerdote y cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”.
  • Concilio de Éfeso: subraya el carácter sacrificial de la muerte de Cristo (DS 261).
  • Concilio de Trento: “Así, pues, el Dios y Señor nuestro, aunque había de ofrecerse una sola vez a sí mismo a Dios Padre en el altar de la cruz, con la interposición de la muerte, a fin de realizar para ellos la eterna redención; como, sin embargo, no había de extinguirse su sacerdocio por la muerte [Heb 7: 24.27], en la última Cena, la noche que era entregado, para dejar a su esposa amada, la Iglesia, un sacrificio visible, como exige la naturaleza de los hombres, por el que se representara aquel suyo sangriento que había una sola vez de consumarse en la cruz, y su memoria permaneciera hasta el fin de los siglos, y su eficacia saludable se aplicara para la remisión de los pecados que diariamente cometemos, declarándose a sí mismo constituido para siempre sacerdote según el orden de Melquisedec, ofreció a Dios Padre su cuerpo y su sangre bajo las especies de pan y de vino y bajo los símbolos de esas mismas cosas, los entregó, para que los tomaran, a sus Apóstoles, a quienes entonces constituía sacerdotes del Nuevo Testamento, y a ellos y a sus sucesores en el sacerdocio, les mandó con estas palabras: ‘Haced esto en memoria mía’, etc. que los ofrecieran. Así lo entendió y enseñó siempre la Iglesia” (DS 1740).
4.- El constitutivo esencial del sacerdocio de Cristo es su humanidad

Cristo es sacerdote en cuanto hombre, como bien nos recordaba Santo Tomás de Aquino: “Cristo es sacerdote, no como Dios, sino como hombre”. El sacrificar y el orar son actos propios del hombre, no de Dios.

Así nos lo recuerda también la Carta a los Hebreos: “Porque todo sumo sacerdote, escogido entre los hombres, está constituido en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios, para ofrecer dones y sacrificios por los pecados” (Heb 5:1). Pero no podemos olvidar que esta humanidad de Cristo está unida hipostáticamente al Verbo, por lo que su sacrificio tiene un valor infinito.

5.- Jesucristo Sacerdote es mediador por ser santo

Cuando se habla de la santidad de Jesucristo se está haciendo referencia a su naturaleza humana, porque la santidad esencial de su naturaleza divina es obvia. En Cristo se manifiesta singularmente la santidad de Dios. Cristo es “el santo de Dios” (Lc 1:24), santificado desde su concepción por la unión de la divinidad con la humanidad (Lc 1:35). Todo el sentido de la mediación de Cristo consiste en conseguir la unión de los hombres con Dios; es decir, su santificación.

La cualidad de la suma santidad de Jesucristo aparece en toda la Revelación:

  • Heb 7:26: “Nos convenía, en efecto, que el Sumo Sacerdote fuera santo, inocente, inmaculado, separado de los pecadores y encumbrado por encima de los cielos”.
  • 2 Cor 5:21: “A él, que no conoció pecado, lo hizo pecado por nosotros, para que llegásemos a ser en él justicia de Dios”.
  • Jn 1:14: “Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y hemos visto su gloria, gloria como de Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad”.

La teología siempre intentó explicar cómo se comunicaba a la naturaleza humana del Verbo la santidad divina unida como está a ella en la Persona del Hijo. Para ello, la teología clásica afirma que la naturaleza humana de Cristo tenía tres tipos de gracia: la gracia de unión, la gracia habitual y la gracia capital.

a.- La gracia de unión en Cristo: Se define como la misma unión hipostática, o más exactamente, el mismo ser del Verbo, en cuanto que santifica la naturaleza humana de Cristo. La gracia de unión pertenece al orden hipostático y al género de sustancia. Esta gracia santifica la naturaleza humana de Cristo sustancialmente, haciéndola una con la Persona divina del Verbo.

b.- La gracia habitual en Cristo, que en Él no se llama santificante, pertenece al orden y al género de accidente. Se dice teológicamente que la existencia de la gracia habitual en Cristo es de máxima conveniencia, porque sería lo más congruente con la asunción de una naturaleza verdaderamente humana, su papel como Mediador, la realidad de su gracia capital y la doctrina del Concilio de Calcedonia que dice que la unión de naturalezas no supone mezcla o confusión de las mismas.

Recordemos que Cristo, en cuanto hombre, tuvo una doble santificación: sustancial y accidental. La primera es la causada formalmente por la gracia de unión que afecta a toda la naturaleza humana; la santificación accidental es causada por la gracia habitual que tiene como sujeto el alma humana de Cristo y sus potencias.

Como consecuencia de la existencia de la gracia habitual en Cristo, también podemos hablar en Él de la existencia de virtudes naturales, sobrenaturales (que brotan de la gracia el alma humana de Cristo) ydones del Espíritu Santo.

En cambio, no tendría sentido hablar de ciertas virtudes en Cristo tales como la continencia o la penitencia; pues esas virtudes sólo las pueden tener almas que previamente han experimentado el pecado; y ese no es el caso de Jesucristo. Y propiamente hablando tampoco se puede hablar de la virtud de la fe en Cristo (pues ya tenía la visión beatífica. Si se habla de la fe de Cristo es en el sentido de la firmeza de su asentimiento a la voluntad de su Padre y a las cosas que reveló), ni de la esperanza (en cuanto posesión futura de Dios; pero sí en cuanto a la Resurrección y glorificación de su cuerpo).

c.- La gracia capital corresponde a Cristo en cuanto Cabeza del Cuerpo Místico. Jesucristo es el principio de la gracia en todos los miembros del Cuerpo en virtud y como consecuencia de la plenitud de gracia habitual que tiene.

La Sagrada Escritura manifiesta en multitud de pasajes esta unión íntima y profunda que existe entre Jesucristo y los cristianos. Ejemplos de ellos son: La alegoría de la vid y los sarmientos (Jn 15: 1-8), donde se nos dice que hemos de permanecer unidos a Él si queremos dar fruto; la analogía entre el edificio y sus cimientos (Ef 2: 19-22); y de manera especial la analogía de San Pablo en la que se nos dice que Cristo es la Cabeza del cuerpo, que es la Iglesia (Rom 12: 4-5; Col 1:18). Muchos otros textos de San Pablo expresan esta unión tan íntima que existe entre la santificación de Cristo y la nuestra (Rom 8:29; 12: 4-5; Ef 4: 15-16; Col 1: 18-20; Tit 3: 5-6).

6.- La impecabilidad de Jesucristo

Asociado al tema de la santidad de Cristo, está el de su impecabilidad. En algunas ocasiones “ciertos teólogos” se han atrevido de modo blasfemo a poner en Cristo pasiones humanas que son fruto del pecado o de la concupiscencia. Tal es el caso cuando se insinúan amores un tanto lujuriosos de Jesucristo con María Magdalena. La plenitud de la santidad de Jesucristo y la realidad de la gracia de unión, hace que Cristo no conociera el pecado.

En efecto, el Señor no sólo no tuvo pecado alguno (impecancia) (1Pe 1:19; Heb 4:15; 2 Cor 5:21), lo que es una verdad de fe, sino que tampoco podría haber pecado (impecabilidad), lo que es una conclusión teológica.

La teología explica la impecancia de Jesucristo por:

  • La unión hipostática: si Cristo hubiera pecado, la Persona del Verbo sería responsable de ese pecado, lo cual iría en contra de la suma perfección de Dios.
  • Por la plenitud de santidad: lo cual le hace incompatible con cualquier pecado.
  • Por su misión redentora: porque el pecado no pertenece a la naturaleza del hombre. El Verbo asumió una naturaleza humana perfecta, pasible para poder obrar la redención, pero sin pecado.
  • Concebida por obra y gracia del Espíritu Santo: por lo que no tuvo pecado original y concupiscencia.

La teología también explica la impecabilidad de Jesucristo. Santo Tomás la explica como una consecuencia de la unión hipostática. Dado que las acciones se atribuyen a la persona, y la Persona de Cristo era divina, no se puede admitir la posibilidad de que Cristo hubiera podido pecar.

7.- La libertad de Cristo

La teología ha planteado a veces la siguiente pregunta: Si Cristo no podía pecar, ¿hasta qué punto era libre?

Para explicar este tema hemos de tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Cristo tenía un modo de obrar verdaderamente humano; por tanto, con plena libertad.
  • Hemos de salvaguardar por otro lado, las exigencias de la unión hipostática con el principio de que las “acciones son de las personas” y de la comunicación de idiomas.
  • Por otro lado, también hemos de tener en cuenta que, por ser Dios, era impecable y por tanto de una obediencia perfecta a la voluntad del Padre; pero por ser también verdaderamente hombre, Cristo tenía el libre albedrío propio del ser humano.

Los datos de la revelación afirman a la vez la libertad meritoria de la obediencia de Cristo (Fil 2: 5-11) y su obediencia perfecta al Padre (Jn 5:30). ¿Cómo se compaginan estas verdades? En realidad estamos ante un misterio que nunca podremos comprehender, pero al que aspiramos profundizar hasta donde nuestra inteligencia nos permita.

Los tomistas afirman la existencia de la impecabilidad, obediencia y libertad humana en Cristo sin paliativos o disminuciones: existió un verdadero precepto de morir, que Cristo obedeció con auténtica libertad, que por ser tal, era impecable; por eso Cristo verdaderamente mereció su glorificación y nuestra salvación.

El único modo de dar algo de luz a este misterio es estudiando la existencia de las dos voluntades en Cristo: la divina y la humana (Jn 6:38; Lc 22:49; Mt 26:39; DS 509-522; DS 556-557). Jesucristo, debido a la integridad y perfección de su naturaleza humana, gozaba como hombre de libre albedrío. La naturaleza humana de Jesucristo fue instrumento de la divinidad; respetando siempre Dios las facultades propias de esa naturaleza humana.Si Cristo no tuviera voluntad humana libre, no habría sido verdaderamente hombre.

Aunque Cristo, por un lado tuvo un verdadero mandato del Padre sobre su Muerte y las circunstancias de su gloriosa Pasión, y por otro lado era impecable, sin embargo permaneció absolutamente libre en toda su vita terrena, y por tanto, también en su Pasión y Muerte. Es el mismo Cristo, a través de sus palabras quien nos confirma todas estas verdades:

Por eso me ama el Padre, porque doy mi vida para tomarla de nuevo. Nadie me la quita, sino que yo la doy libremente. Tengo potestad para darla y tengo potestad para recuperarla. Éste es el mandato que he recibido de mi Padre” (Jn 10:17-18).

Santa Cruz Benedictinos de Adoración – OSBA (csr)

esta es la traducción en español  de la web de la Santua Cruz Benedictinos

el enlace de la web en ingles es el siguiente:

http://holycrossbenedictines.weebly.com

Imagen
Bienvenidos a la página web de la Santa Cruz Benedictinos de Adoración, una congregación monástica autocefálica e idiorrítmica en la tradición católica liberal.

La mayoría de nuestros miembros también son clérigos en la Santa Iglesia Celta, pero tenemos otros que son miembros de iglesias o individuos en comunión con nosotros. Podemos ser considerados parte del movimiento “nuevo monastic”, en que nuestros miembros viven en sus propios hogares, a menudo tienen profesiones seculares, y pueden ser casados, partnered o solo. Nuestros profesos toman los tradicionales votos benedictinos de Estabilidad, Obediencia y Conversión de las Maneras, interpretados según nuestro estado particular en la vida.

Imagen

Por el voto de Estabilidad un miembro se compromete a permanecer con nuestra comunidad “a través degruesas y delgadas”. No abandonar su vocación por alguna razón trivial o pasar a lo que pueden percibir como una comunidad mejor. La gente hace votos y luego se va, tal es un hecho de la vida en una orden dispersa, tanto como en una comunidad residencial regular, sin embargo, tales decisiones no deben tomarse apresuradamente, porque la hierba, de hecho, rara vez es “más verde en la otro lado”. San Benito comprendió bien la tendencia humana a vagar en busca de pastos nuevos cuando las cosas se ponen difíciles, por lo que el voto de estabilidad sirve como un ancla para sostenernos a través de esos inevitables tiempos difíciles.

Por el voto de Obediencia cada miembro declarado se compromete a aceptar las decisiones tomadas por el Abad y su Consejo en la medida en que no entran en conflicto con su conciencia y buscar al Abad ya los Priores para recibir orientación y apoyo espiritual.Este voto exige ante todo una atención constante y constante al cultivo de la virtud de la humildad.

Con el voto de “conversión de los modales” (conversatio morum), el monástico profeso promete esforzarse por crecer diariamente en amor y sabiduría y permitir que se transfigure en la semejanza de Cristo, a través de la pureza del corazón y la sencillez de la vida.Aunque el celibato se considera generalmente implicado como parte del voto de conversatio morum , esto no necesariamente tiene que ser el caso. En este orden afirmamos cualquier estado de la vida – solo, casado o sociedad – saca lo mejor de cada individuo.Esta es la posición sobre el celibato adoptada por el Nuevo Monasticismo en general y encontramos que tiene un precedente histórico en la antigua iglesia celta, como el P. Sean O’Duinn OSB escribe del monasticismo celta temprano en Where Three Streams Meet , mientras que el celibato fue El ideal monástico su ausencia no impidió que alguien alcanzara el aprendizaje, la piedad y la estima dentro del sistema monástico celta “.

Normalmente el postulantado es de tres a seis meses, noviciado de un año y un día seguido de profesión. Tanto a los novicios como a los profesos se les anima a estudiar diariamente la Regla de San Benito y otros escritos monásticos, recitar la Oración de la Mañana y la Víspera (como mínimo) y pasar algún tiempo en la Adoración / meditación Eucarística.

El hábito de la orden es una túnica negra con un escapulario negro encapuchado para los hombres y un escapulario negro llano para que las mujeres se lleven con un wimple blanco y un velo negro. Los miembros profesos pueden usar una capucha negra o blanca o el manto blanco de la RSE. Un hábito blanco benedictino también puede ser usado, especialmente durante los meses de verano y en los países calientes. Oblatos (clérigos y laicos) pueden usar una túnica o sotana negra y un escapulario negro corto sin capucha, si lo desean. Apoyan a los miembros profesos a través de la oración y las buenas obras y participan en una disciplina espiritual diaria, en la medida en que sus circunstancias en la vida lo permitan.


Divine Office – haga clic en este enlace para la liturgia diaria de las horas

Imagen

¿Cuánto tiempo tiene Jesús en la Eucaristía después de haber recibido la Comunión?

“Tenemos que respetar debidamente a Nuestro Señor”

El gran tesoro de la Iglesia Católica es la Eucaristía – el mismo Jesús escondido bajo las apariencias de pan y vino. Creemos, como declara el Catecismo , que “en el más sagrado sacramento de la Eucaristía” el cuerpo y la sangre, junto con el alma y la divinidad, de nuestro Señor Jesucristo y, por lo tanto, todo el Cristo es verdaderamente, Contenido “ (CCC 1374).

Además, esta Presencia Real de Cristo en la Eucaristía no termina inmediatamente cuando le recibimos en el tiempo de la Comunión. El Catecismo continúa explicando cómo “la presencia eucarística de Cristo comienza en el momento de la consagración y perdura mientras subsista la especie eucarística” (CCC 1377).

¿Qué significa eso cuando lo recibimos en nuestra boca? ¿Cuánto tiempo permanece la Presencia Real de Jesús en nuestros cuerpos?

Hay una historia famosa de la vida de San Felipe Neri que ayuda a responder a esa pregunta. Un día, mientras celebraba la Misa, un hombre recibió la Sagrada Comunión y abandonó la iglesia temprano.El hombre parecía no tener en cuenta la Presencia dentro de él y por lo tanto Philip Neri decidió utilizar esta oportunidad como un momento de enseñanza. Envió dos monaguillos con velas encendidas para seguir al hombre que estaba fuera de la iglesia. Después de un rato caminando por las calles de Roma, el hombre se dio la vuelta para ver a los monaguillos seguirlo. Confundido, el hombre regresó a la iglesia y le preguntó a Philip Neri por qué envió a los monaguillos. San Felipe Neri respondió diciendo: “Tenemos que respetar debidamente a Nuestro Señor, a quien llevas contigo.Puesto que usted descuida adorarlo, envié a dos acólitos para tomar su lugar. “El hombre quedó aturdido por la respuesta y resolvió estar más consciente de la presencia de Dios en el futuro.

Se supone generalmente que las especies eucarísticas de pan permanecen durante unos 15 minutos después de la recepción. Esto se basa en la biología simple y refleja la declaración del Catecismo de que la presencia de Cristo “perdura mientras subsista la especie Eucarística”.

Por eso muchos santos han recomendado ofrecer 15 minutos de oración después de recibir la Eucaristía como acción de gracias a Dios. Esto permite al alma saborear la presencia de Dios y tener un verdadero “corazón a corazón” con Jesús.

En nuestro rostro, a menudo es difícil permanecer mucho tiempo después de la Misa, pero eso no significa que no podamos por lo menos orar una breve oración de acción de gracias. El punto principal es que necesitamos recordar que la presencia de Jesús en la Eucaristía permanece con nosotros durante varios minutos y nos presenta un momento especial cuando podemos comungar con nuestro Señor y sentir su amor dentro de nosotros.

¡Si algún día te olvidas, no te sorprendas si tu párroco envía servidores de altar para que te sigan a tu auto cuando salgas temprano de la Misa!

San brendan la voyager, AB.

Hoy, el 16 de mayo, en la santa iglesia celta, recordemos a san brendan la voyager, AB.

Un himno a san brendan.

Que los hermanos y hermanas canten ahora
De la santa vida de brendan;
En una vieja melodía
Que se mantenga en la canción.

Amando la joya de la castidad,
Él era el padre de monjes.
Ha rechazado el coro del mundo;
Ahora canta entre los ángeles.

Deja que rece para que podamos ser salvados.
Como navegar en este mar.
Dejar rápidamente a los caídos
Oprimidos con un pecado pesado.

Dios padre, el rey más alto
Mama por una madre virgen;
Espíritu Santo: cuando lo harán,
Que nos alimente de miel divina.

(por guido de ivrea (Siglo XX). Texto Latino en analecta hymnica #48. 88. Guido está asociado con los monasterios fundada de Italia del norte de Italia, y escribió canciones a Patrick, brigid y otros santos celta. Traducción al inglés por karen rae keck, 1994.)

” nacido c. 484-489; murió en annaghdown, Irlanda, c. 577-583.

Temo que voy a viajar sola, que el camino será oscuro; temo a la tierra desconocida, la presencia de mi rey y la oración de mi juez.” — las palabras de muerte de san brendan a su hermana abadesa .

San. Brendan de ardfert y clonfert, conocido también como brendan the voyager, nació en ciarraighe luachra, cerca de la actual ciudad de tralee, el condado de Kerry, Irlanda, en 484; murió en enachduin, ahora annaghdown, en 577. Fue Bautizado en tubrid, cerca de ardfert, por el obispo cei.

Como los andanzas de Ulises, la historia de san brendan viajando sobre las aguas peligrosas fue una historia popular en la edad media. Lo vemos como sólo una sombra en el viejo mundo celta, y quien era o de donde vino es incierto, aunque se supone que nació el hijo de findlugh cerca de tralee en la península de fenit en kerry, Irlanda, de un antiguo Y la línea noble. Se dice que, como niño, estaba comprometido con el cuidado de saint ita la “Brigid de munster” (FDA ENERO 15) en ita durante cinco años, que lo presentó a la teología. Ella le enseñó tres cosas que Dios realmente ama: ” la verdadera fe de un corazón puro; la simple vida religiosa; y bountifulness inspirada por la caridad cristiana.” habría añadido las tres cosas que dios odia son ” una cara ceñudo; obstinado mal – Haciendo, y demasiada confianza en el dinero.”

Cuando tenía seis años, fue enviado a la escuela de monasterio de Saint Jarlath (FDA 6 DE JUNIO) de la escuela de monasterio de tuam para su educación También estaba bajo la tutela del obispo saint cei de slane (31 de octubre de 31), quien lo había bautizado y, en 512, ordenó a brendan al sacerdocio. Brendan fue un contemporáneo y discípulo de Saint Finian (FDA 12 de diciembre) y más tarde saint gildas (FDA ENERO 29) en llancarfan en Gales, y que posteriormente fundó un monasterio en saint malo.

Al igual que su maestro saint jarlath, es famoso por haber fundado iglesias en Gran Bretaña y Gales, así como en las escuelas y los monasterios de Irlanda. Después de fundar varios asentamientos en kerry, navegó a shannon para encontrar el famoso monasterio en clonfert. Montague nos recuerda que incluso si brendan no hubiera dejado las islas, habría merecido el reconocimiento como uno de los grandes santos de Irlanda.

Es difícil pin la cronología de su vida; sin embargo, parece que poco después de su ordenación, brendan se convirtió en monje y reunió a una comunidad de discípulos alrededor de él mismo. Entre los años 512 y 530 de st. Brendan construyó celdas monástica en ardfert, y en shanakeel o ballynevinoorach, en el pie de Brandon Hill. La conexión de brendan a la fundación de clonfert en galway alrededor de 559 parece estar segura. Su biógrafo habla de su gobierno una comunidad de 3,000 monjes con una regla que le dictó un ángel. Esta Fundación se convirtió en el manantial de las actividades de los misioneros durante siglos. Saint Senan (FDA Marzo 8) se quedó en su promontorio en la isla de estridentes y en un día contó siete barcos que transportaban a los estudiantes desde el extranjero hasta clonfert. De alguna manera brendan se supone que dejó a sus hermanos atrás para empezar sus viajes (o encontró el monasterio después? ).

Aunque brendan era una persona real, las historias fabulosas se cuentan como sus andanzas en busca de una tierra desconocida, tal vez las islas feroe, las islas Canarias, o las azores. Durante siete años, se viajado para encontrar la tierra prometida de los santos.

En la costa de Kerry, con 14 monjes elegidos, construyó un balsa de cuello, lo cubrió con piel bronceado en roble ablandado con mantequilla, y estableció un mástil y una vela, y después de una oración en la orilla, se embarcó En el nombre de la Trinidad para extender el reino de Dios en la tierra. Con sus sesenta compañeros, conjunto con las provisiones de un mes para buscar la isla de la bendita — un vestigio del antiguo folklore celta. A bordo de la nave, todas las reglas de la vida monástica se observaron estrictamente. Después de un extraño andanzas que incluía celebrar la ofrenda divina en la parte trasera de una ballena, regresó a Irlanda a encontrar a clonfert.

Los antiguos calendarios irlandeses han asignado una fiesta especial para el ” Egressio Familiae s. Brendani,”el 22 de marzo ; y st la culdee, en su letanía, a la cerca del siglo octavo, invoca” los sesenta que acompañaron a st. Brendan en su búsqueda de la tierra de la promesa.” naturalmente, la historia de los siete años de viaje fue llevada a cabo, y, pronto, multitudes de peregrinos y estudiantes se acudieron a ardfert. Por lo tanto, en algunos años se formaron muchas casas religiosas en gallerus, kilmalchedor, Brandon Hill, y las islas blasquet, con el fin de satisfacer las necesidades de los que vinieron a dar orientación espiritual a st. Brendan!

Habiendo establecido la vista de ardfert, ST. Brendan se dirigió a thomond, y fundó un monasterio en inis-Da-Druim (ahora coney island, el condado de clare), en la actual parroquia de killadysert, alrededor del año 550., viajó a Gales, y se fue a iona, y se fue a la izquierda Rastros de su fervor apostólico en kilbrandon (cerca de oban) y kilbrennan sound. Después de una misión de tres años en Gran Bretaña, regresó a Irlanda, y hizo mucho trabajo en diversas partes de leinster, especialmente en dysart (Co. Kilkenny), killiney (tubberboe), y Brandon Hill. Él fundó la ve de ardfert, y de annaghdown, y estableció iglesias en brien, el condado de galway, y en inishglora, el condado de mayo. Su fundación más famosa fue clonfert, en 557, sobre la cual nombró a st. Moinenn como el maestro prior y jefe.

Se dice que Colón, a quien la historia de brendan hubiera sido familiar, podría haber sido inspirado por la saga épica de San Navigatio Sancti Brendani, que se había traducido en los principales idiomas de Europa y se incluyó en los programas de estudios universitarios. Los historiadores, como g. A. Little, han declarado que Colón incluso visitó clonfert antes de que se establecimiento en su viaje a la india y que su equipo incluía a muchos irlandeses. Mucho antes de Columbus, los monjes irlandeses fueron renombrado como viajeros y exploradores. La tradición dice que llegaron a islandia y explorado aún más lejos en el Atlántico — tal vez tan lejos como estados unidos.

Si bien la versión más antigua de la navigatio fue escrita en el siglo XX, los eruditos están de acuerdo en que es una composición irlandesa del siglo XX. Bajo el pretexto de un cuento de aventuras, el autor anónimo presenta una imagen detallada de la vida monástica ideal. Fue tan bien escrito que incluso dante dibujó sus imágenes en su commedia. La historia fue tan bien aceptada que cartógrafos, sobre todo en la Península Ibérica, siguió incluir la isla de brendan en varios lugares al oeste de Irlanda. Sólo en el siglo xx se cree la existencia de la isla abandonada.

Los estudiosos duda el viaje a la tierra prometida descrita por brendan podría haber estado en América del norte pero algunos estudiosos modernos ahora creen que puede haber hecho eso. En 1976-77, Tim Severin, un experto en exploración, siguiendo las instrucciones en el navigatio construyó un ocultar “Barco” y luego navegó de Irlanda a terranova a través de Islandia y groenlandia, demostrando la exactitud de sus direcciones y descripciones de la Los lugares que brendan mencionó en su épica. William Verity de Fort Lauderdale, Florida, viaje por ronda entre florida e Irlanda en 1969 para ” poner a la leyenda de brendan en orden de trabajo.”

Incluso hoy se están estudiando las inscripciones en el guión ogham del gaélico irlandés que se encuentra en terranova y en el noreste de los Estados Unidos, en el supuesto de que apoyan los viajes de san brendan.

El mismo brendan se encuentra en una edad oscura como el capitán de una tripulación cristiana. Como los griegos y los vikingos, tenía un antojo por el mar, pero construyó su barco, y lo lanzó en nombre del Señor y navegó bajo el pabellón de la cruz. Es una saga emocionante, para todas sus rarezas, y ha montado a muchos un marinero más tarde para buscar en vano para la isla de san brendan; pero ninguno lo encontró, aunque se dijo a veces que se podía ver, como una isla de paraíso, Por encima de la superficie del mar.

Brendan probablemente murió mientras visitaba a su hermana briga, la abadesa de un convento en enach duin (annaghdown). Su historia, como viene a nosotros, incluye su conversación de muerte con su hermana. Cuando le pidió que le ayudara a su muerte con sus oraciones, preguntó por qué tenía miedo de morir. Respondió: ” tengo miedo de la soledad en este oscuro viaje a la tierra desconocida. Me temo que la presencia del rey y la oración del juez.” prever que puede haber rivalidad por su cuerpo, brendan pidió que su muerte se mantenga un secreto mientras sus reliquias fueron devueltas por carro a clonfert en el disfraz de equipaje Enviado adelante por su propio regreso.

Hoy todo lo que queda de la única vez que el monasterio próspera clonfert es una sola puerta románico en medio de la soledad.” (celticsaints. Org)